​​​

Programa de planificación familiar y anticoncepción




El Programa de Acción Específico Planificación Familiar y Anticoncepción, tiene como finalidad contribuir a que la población disfrute de su vida sexual y reproductiva de manera informada, libre, satisfactoria, responsable y sin riesgos, mediante el desarrollo de estrategias y líneas de acción interinstitucionales en los tres órdenes de gobierno, bajo la rectoría de la Secretaría de Salud.

Es referencia obligada para las instituciones públicas de salud que realizan acciones en el campo de la planificación familiar, a efecto de dirigir sus esfuerzos hacia un objetivo común. Incluye una revisión de los antecedentes, de la situación actual y de los principales avances y retos en materia de planificación familiar.


Incrementar el acceso efectivo a servicios de planificación familiar y anticoncepción y mejorar la calidad de la atención.

Para reducir la demanda insatisfecha de anticonceptivos y contribuir al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de la población, es necesario impulsar y/o fortalecer diversas acciones que eliminen los obstáculos a los que se enfrentan mujeres y hombres para acceder de manera efectiva a los servicios. Asimismo, se requiere incrementar la calidad de la atención a efecto de satisfacer las necesidades específicas de la población en materia de planificación familiar y anticoncepción. Reposicionar la planificación familiar como componente esencial para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de mujeres y hombres.

 

Atender las necesidades específicas de planificación familiar y anticoncepción, particularmente en grupos en situación de desventaja social.

Para favorecer el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de esta población se requiere impulsar acciones que den respuesta a sus necesidades particulares con enfoque intercultural, incluyendo la capacitación del personal de salud, de líderes sociales y traductores. Se busca con ello promover un acercamiento e interacción intercultural entre población y prestadores de servicios, que permita mejorar la calidad de los servicios con pleno respeto a la dignidad y a la libre decisión de las personas.

 

Incentivar la paternidad activa y elegida, así como la responsabilidad del hombre en la planificación familiar y la anticoncepción.

Sensibilizar y concientizar a los hombres sobre la importancia de su responsabilidad en la planificación familiar y anticoncepción​.