​​

​Programa de prevención y control de paludismo






Actualmente, el paludismo es causante de más de 600 mil defunciones a nivel mundial, por lo que detener y reducir su incidencia para el año 2015 es una de las metas más importantes de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En el caso de México ha sido posible lograr de manera anticipada el cumplimiento de estas metas y es uno de los seis países de América que se encuentran ya en fase de pre eliminación de la enfermedad.


No obstante, la eliminación en los focos residuales de transmisión plantea un nuevo reto debido a los factores sociales que favorecen la persistencia de casos y brotes, que aunque de pequeña magnitud, hacen más difícil el avance. De la misma manera, al haberse eliminado la transmisión autóctona del paludismo grave en México, los movimientos migratorios entre países mesoamericanos y los casos importados de Plasmodium falciparum principalmente de África, retan de manera cotidiana nuestro sistema de vigilancia epidemiológica, la coordinación interinstitucional y la concertación intersectorial.

 

El Programa de Prevención y control del Paludismo fortalece la red de vigilancia epidemiológica comunitaria mediante el reconocimiento a la labor de notificantes voluntarios y la participación intersectorial controlando brotes oportunamente mediante tratamiento oportuno a casos nuevos y sus convivientes con adecuado abasto de medicamentos antipalúdicos además de focalizar acciones institucionales de control y eliminación mediante la estratificación de riesgo a nivel local y de “casa palúdica".

 

 ​