​​​

​Programa de alimentación y actividad física






El Programa busca contribuir al mejoramiento de los hábitos alimentarios y de actividad física de la población por medio de la promoción y fomento de estilos de vida saludables en los diferentes entornos, teniendo como imperativo que la salud pública y la atención médica constituyen elementos fundamentales para garantizar la protección a la salud.

 

Actividad física

Permite poner en movimiento todo el cuerpo, con una duración de 20 a 30 minutos al día y con una frecuencia de cuatro o cinco días a la semana, dependiendo de su condición física y su estado de salud.

 

Alimentación correcta

Una buena nutrición ayuda a estar y a mantenerse sano al proporcionar cantidades adecuadas de nutrientes para la construcción y reparación de células y tejidos, así como para el buen funcionamiento de nuestro sistema de defensa contra infecciones y enfermedades.

 

Lactancia materna exclusiva y la alimentación complementaria adecuada

Los primeros seis meses de vida del niño o niña, su alimentación sólo debe incluir leche materna, no necesita ningún otro alimento o líquido. A medida que los niños van creciendo necesidades nutricionales, por lo que, se requiere introducir otros alimentos además de la leche materna a partir del sexto mes de vida. A este proceso se le llama alimentación complementaria y consiste en dar en forma de puré o papilla, verduras, frutas, carne, pollo y cereales, como arroz y avena. Además de satisfacer las necesidades nutricionales del niño o niña, le permite ir conociendo los olores, sabores y consistencias de los diferentes alimentos.

​